El placer de sacar sonrisas en Navidad, una época muy especial

Los detalles en época navideña son los más esperados de todo el año, crear la combinación perfecta es posible

Uno de los materiales naturales más conocidos y utilizados en todo el mundo es el mimbre. Se trata de una fibra vegetal que se obtiene del arbusto procedente de los sauces y se caracteriza por su fácil tratamiento para moldearlo y fabricar sillas, muebles o las famosas cestas de mimbre. 

¿Aún no conoces las propiedades del mimbre? 

Es un material ligero pero muy robusto a la vez, lo que lo hace muy útil para una gran variedad de usos como muebles de mimbre, capazos o cestas de navidad. Esta fibra vegetal no necesita tratarse con agua y es por esto que resulta ser uno de los materiales más funcionales y cómodos de moldear

¿Sabes de cuándo datan los inicios del uso de las cestas de mimbre? 

Hay menciones sobre su uso desde hace 3.000 años. Se sabe que ya en el Neolítico se utilizaban cestos de mimbre para labores de recolección. Posteriormente, durante la Edad Media y el Renacimiento se difundió a gran velocidad y, aunque la zona de uso por excelencia era el Mediterráneo, fue expandiéndose poco a poco por todo el mundo. 

El producto estrella fabricado con este material es sin duda, la cesta.  

La cesta de mimbre: imprescindible de Navidad 

Una de las épocas del año más esperada es la Navidad y, con ello, el preciado detalle a empleados, compañeros, familiares o amigos.  Está claro que se trata de un clásico, pero es que, ¿a quién no le gusta seguir las tradiciones si es con un regalazo así? 

La cesta de mimbre ha sido, desde siempre, la base del detalle de navidad. Hay de muchísimas formas y tamaños, y son perfectas para reutilizarlas después, como artículo de almacenaje o simplemente como elemento para transportar infinidad de cosas. Otro aspecto que las caracteriza es su función decorativa ya que las puedes colocar en cualquier rincón de tu hogar, además de aportar un toque de estilo a cualquier ambiente, tiene múltiples funcionalidades, dependiendo de su tamaño, forma o acabado. Para crear un centro de flores, un revistero, para guardar la manta del sofá, poner frutas y verduras, e incluso, si le das la vuelta, puedes convertir tu cesta en una lámpara. 

Innovar sin perder la esencia es posible  

Desde siempre se han elaborado estos detalles de Navidad con cestas de mimbre, aunque los tiempos van cambiando y se han introducido nuevos materiales. 

Actualmente se está optando por regalar las cestas de Navidad  empaquetadas con cajas de cartón o de madera, con capazos de palma e incluso, cestas de esparto, ¡hay opciones para todos los gustos y necesidades! 

Estas opciones son también muy útiles ya que después de arrasar con todo el contenido, puedes utilizar estos productos tan funcionales para decorar, guardar y transportar lo que tú quieras. Además, si se trata de un capazo de esparto, es la mejor opción para usar como leñero o guardar las mantas. El aliado perfecto para los meses más fríos, entre ellos la época de Navidad. 

Sin duda, los tiempos cambian y necesitamos adaptarnos a ellos, pero ¿hay algo más especial que mantener una de las tradiciones más especiales de la navidad?  

Conservando esta tradición mantenemos las relaciones con las personas que queremos tener cerca y les hacemos llegar nuestro afecto. Es una manera de dar las gracias por infinidad de favores, del esfuerzo realizado durante todo el año y el apoyo recibido. 

En definitiva, a todos nos gusta que nos den la tradicional cesta de navidad. Se trata de un momento único que, aunque no te lo esperes, consigue despertar todos tus sentidos.  

Y tú, ¿qué sientes cuando recibes la cesta de navidad?  

¿Crees que es importante seguir con esta tradición? 

Síguenos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba