Envío por sólo 4,99€ |  GRATIS a partir de 80€ 

Envío GRATIS a partir de 170€* | Compra mínima 99€*

Consejos para cuidar tu capazo

El capazo de palma es un accesorio muy versátil que puede usarse tanto para ir a la playa, como para hacer la compra o incluso sirve para decorar, además no pasa de moda y por eso queremos que te dure muchos años.

A continuación, te desvelamos todas las claves que te ayudaran a mantenerlo en buen estado durante mucho tiempo.

Mantenlo limpio

Si quieres mantener tus capazos de palma limpios y en buen estado, es importante realizar regularmente una limpieza para eliminar la suciedad acumulada y las manchas incrustadas.

Si solo tiene polvo depositado o partículas que no están fuertemente adheridas, hay dos fáciles opciones para limpiarlo:

La primera opción es utilizar un trapo húmedo y frotar suavemente la superficie para eliminar el polvo. La segunda opción es utilizar un chorro de agua para mojar el capazo de palma.

Si el capazo está sucio por manchas incrustadas, puedes probar este otro método de limpieza. Primero, humedécelo y aplica sal gorda por la superficie del capazo con movimientos circulares y suaves para no levantar la palma. Luego, déjalo secar y frota con un cepillo para eliminar las manchas. Asegúrate que este completamente seco para evitar que se estropee.

Evita la humedad

Mantén el capazo alejado de la humedad y de las fuentes de agua. La palma es un material natural y puede verse afectada por la exposición a la humedad, lo que puede provocar deformaciones y manchas.

No lo expongas al sol

El capazo de palma también debe protegerse de la luz solar directa. La exposición prolongada al sol puede hacer que la palma se seque y se agriete, lo que puede debilitar el capazo y hacer que se rompa.

Usa un forro

Si quieres proteger tu capazo de palma aún más, puedes colocar un forro en su interior. Esto ayudará a evitar que los objetos afilados o puntiagudos dañen la palma y prolongará la vida útil del capazo.

Almacénalo adecuadamente

Cuando no estés usando el capazo, guárdalo en un lugar seco y ventilado. No lo dejes en un lugar húmedo o sin ventilación, ya que esto puede fomentar la aparición de moho o el crecimiento de bacterias.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás mantener tu capazo de palma en buen estado durante mucho tiempo. Recuerda que es un objeto delicado y que, como cualquier otro artículo hecho a mano, requiere un cuidado especial para que dure mucho tiempo.

¡Saber cómo cuidar de tu capazo es fundamental para garantizar su durabilidad y preservar toda su belleza y encanto!

Muebles artesanos, apuesta por lo SOSTENIBLE.